lunes, 15 de junio de 2009

He bajado corriendo por los bosques

Siegfried
Zademack





Poema de El reloj y la casa deshabitada XXII



He bajado corriendo por los bosques,
he mirado las nubes de aprensión,
he sufrido esa neta incomprensión,
he intentado encajar algunos toques.

Recordaba la pasión de nuestras flores,
la alegría que se tornaba canción
que giraba el corazón en botón.
Ya no te encuentro en mis soles

ya no hay sentido en mis prisas
las risas... Los rizos no son tu pelo,
de mi cielo has secuestrado tu cuerpo

Sólo queda anularte en esta mente
que no cesa de suspirar con anhelos
distinta, desvanecida en recuerdos.

Firmado, Elena Pascual




Siegfried
Zademack



26 comentarios:

spok dijo...

Desgarrador poema, como el desencuentro,la soledad y el dolor, pueden ser arte tambien.
Gracias Eleneclasica, por estos jirones de alma que nos hacen descender a los infiernos y nos elevan a los cielos al mismo tiempo.
Besos y salu2

sedemiuqse dijo...

los recuerdos...
besos y amor
je

Jesus Dominguez dijo...

Un soneto muy trabajado.

Un saludo

Jesús Domínguez

Odel dijo...

Precioso poema,una manera muy original de llevarnos a la soledad y el dolor

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Qué difícil es, a veces, anular ciertos recuerdos...

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Elena,

Exquisito poema, por desgarrador y melancólico, sensación de abandono, de ruptura, de que algo pasó y ya no volverá. !Ojalá que esto sea sólo un poema y no una realidad!.

Grande es tu capacidad para expresar todo tipo de sentimientos, los que alegran la vida y los que hacen que ésta a veces parezca insoportable.

Un beso y un abrazo ilusionados,

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Elena,

Al “Centón” que yo hice a partir de tus “Vísceras”, Soledad Sánchez M. le hizo un comentario

http://antoniomartnortiz.blogspot.com/2009/06/centon-al-estilo-de-ausonio-con-un.html#comments

en el que, entre otras cosas, decía:

“Dos son infinitamente más que uno”.

Yo puse esa frase como frase áurea, junto a otras de Sófocles, Horacio, Catón, etc., en mi columna lateral, porque me pareció una frase muy potente. Para que fuese como las otras, la traduje al Latín.

Al verla, nuestra común amiga Soledad le ha dedicado todo un poema, en el que hace una reflexión exquisita, como todas las suyas, sobre la amistad.

Te sugiero que la visites.

Un abrazo,

Antonio

helena dijo...

Algo aún peor que el desamor es la soledad del que ha perdido el amor verdadero. Puro dolor para el alma este poema tuyo.
Un beso, Elena.

Ulysses dijo...

Un poma muy bello y triste. Los cuadros preciosos


Saludos

Albino dijo...

14 versos dicen que es soneto.
Lu lo has medido a la perfección para ilustrar esas pinturas que son tambien una perfeccion.
Saludos cordiales

carmensabes dijo...

"Sólo queda anularte en esta mente
que no cesa de suspirar con anhelos
distinta, desvanecida en recuerdos"

Si fuera tan fácil...

Lo que qeeda claro que lo dices hermoso...

Gracias!!!

Isabel Romana dijo...

El desencuentro amoroso es muy triste. A veces, ocurre que no sabemos aún que se ha presentado el amor, y ya se está despidiendo... Un beso, querida amiga.

Carla Tormenta dijo...

Una vez que se consiguen encajar "algunos toques", empieza la vida de nuevo!!
Un paseo por la memoria y los supiros finalizados que giran para dar comienzo a inspiraciones tangibles.

Gracias!

TriniReina dijo...

Elena, te felicito por tu hermoso y bien trazado ssoneto. Un lujo de poema.

"He bajado corriendo por los bosques"...

Besos

Loli Martinez dijo...

Las imágenes muestran el peso de cada uno de las palabras de tu poema.Eres increíble ,precioso has vuelto ha emocionarme.
UN beso

Edgardo dijo...

Es difícil ver por donde vamos, no perdernos, entre bosques, entre personas, no sentir que todo esta tan lejos y a la vez tan cerca que asfixia.

Es bella la naturaleza, no tan bella la naturaleza humana, pero amamos tanto a los hombres y desechamos tanto a la naturaleza.

Busca bien, quizás todavía lo encuentres, no se puede ver con tanta luz ni con tanta oscuridad. Lo que fue, ya no será y así sucesivamente.

No hay que correr, ¿Por qué corrías? No dejes de reír nunca, pero ríe sin hacerlo de nadie, se feliz porque sino, ¿Qué sentido tiene la vida?

El ya no esta, habrá otros, que no serán él, serán otros y los cuerpos son cuerpos y todos tienen lo suyo y todos son importantes.

No anules, ni olvides, recuerda siempre lo que fue y te hizo bien. La memoria es buena consejera, pero no lo es quedarse llorando por lo que se perdió, por lo que no fue, por lo que murió.

Te dejo un fuerte abrazo.

HologramaBlanco

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Elena, Ἑλένη,

Sabroso y profundo comentario el tuyo, el que haces en mi espacio, al poema sobre ese Celtíbero llamado Egnacio. No tengo nada que añadir a lo comentado por ti: simplemente decirte que estoy de acuerdo con todas tus opiniones, en las que demuestras un más que completo conocimiento de Catulo y su forma de escribir.

Por supuesto que recojo la señal que me envías y próximamente tendrás el poema correspondiente al pajarillo de Lesbia, o de Catulo, porque vete tú a saber de qué pajarillo se trataba. Igual resulta que el tal gorrión no tenía alas y es una metáfora. En eso andan preocupados algunos latinistas. Yo también.

Si añadimos que la relación de Catulo con Lesbia fue una relación apasionada, con sus vaivenes, y que la tal Lesbia, en realidad, era una Romana, mujer y esposa del Gobernador de la Galia Cisalpina, región donde nació Catulo, de nombre Clodia, que ocupa en un verso el mismo lugar que Lesbia, ya tenemos todos los indicios de que aquí hay algo que tenemos que suponer, porque no lo sabemos.

Es que los poemas de Catulo se recitaban en público y él no podía arriesgarse a que el marido de Lesbia/Clodia viniese un día y pusiese a Catulo en su lugar correspondiente. Y eso que Catulo era uno más, quizá el más joven, de los amantes de esa mujer de mundo.

Estoy en ello.

Un beso y un abrazo,

Antonio

Mayte dijo...

Me gusta mucho la sensibilidad que le imprimes a las letras...la sutileza y el dolor se vuelven bellos...me ha gustado mucho Elena.

Un abrazo y biko con cariño!

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Elena,

Ya puedes leer en mi espacio el poema del gorrión. A ver qué te parece.

Un beso,

Antonio

Jan Puerta dijo...

Un poema para detener el tiempo y dejarse llevar por él.
Un abrazo

Mayte dijo...

Te dejo un abrazo para el fin de semana Elena...y bikos muchos. ;)

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Elena, Ἑλένη,

Muchas gracias por tu exquisito y sabroso comentario al gorrión de Lesbia, que bien podría ser de Catulo. Ahora ya no sé si es mejor el poema de Catulo o tu propio comentario, motivo por el que lo he incorporado a primera página, para que los lectores, y las lectoras, puedan saborearlos ambos. Ellos, y ellas dirán.

Un beso y todo mi cariño para ti,

Antonio

calamanda dijo...

Zademack...La idea y la atmósfera...también la ironía...
juntos de la mano...Magnífica
pintura surrealista...de gran
invención pictórica.Interesante
artista el que nos traes...

"...he sufrido esa neta incomprensión,
he intentado encajar algunos
toques..."

Siempre alguna vez...Bonito !

Steven Kenny...llamativo...
original...

Siento mi larga ausencia.

Un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

Hola Elena! de nuevo unso versos que radoigrafían nuestros anhelos en esta vida de soledad entre multitudes. Esos bosques que pintas tienen la cualidad de transformar la pantalla de ordenador en una ventana a la naturaleza.

saludos de Rocío.

Adolfo Payés dijo...

Hermoso blog te sigo y te enlazo a mi blog de poemas para poder visitarte mas seguido-.

un abrazo

saludos
buen fin de semana

Elena dijo...

Precioso poema Elena. Me encanta tu blog, los escritos, los cuadros,..., cuanto arte! Un abrazo de tu amiga Elena.