sábado, 20 de febrero de 2010

¡Desaparece fantasma!

Jeff Simpson




Este poema está dedicado a la hechicera CLST, con mi cariño






Hará un mes aproximadamente,

apareció tu cara de rufián pendenciero

en mi paraguas.

¡Qué estupidez!

Sí, como una de esas figuras modernas

que se imprimen en las camisetas, ¿sabes, no?

Vamos, la foto del hijo, del primo,

del nieto, de Brat Pitt…

¿Qué hace tu cara de soberbio soplagaitas

en la ladera de mi paraguas negro?





August Macke





¡Qué original! ¿Quién es?

preguntaban mis compañeras

de aerobic de por las tardes.

El de “Perdidos” contestaba yo,

con los dientes apretados de rabia.

Vaya, conseguía aplacarlas con mi respuesta,

aunque me miraban torvas, incrédulas,

fastidiadas , ¿envidiosas?

Y tu puñetera cara,

ahí, dibujada.






Childe Hassam







Y yo farfullando sola por las calles,

tan empapada

que me daban ganas de recitar

la égloga de las grandes lluvias

de Juan del Encina, y

lo que me faltaba , tu cara

ahí encima, vigilándome.

Y me consolaba:

“Pronto desaparecerá”

¡Pero qué va!

Hasta para salir de mi paraguas

eres un mostrenco ladino.

¡Ente desgraciado!

¡Fantasma!

¡Cara de Bélmez!

¡Bélmez de la Moraleda!

¡Aparecido, triste!

¡Tozudo!

¡Bórrate!

La lluvia cayendo y tú ahí,

Obstinado, pegado.

Y tú:

“¡que nones!”

Abriendo la bocota de capitán

de barco vestido de domingo

en Panamá,

que bien sabe Jack Lemon que no tiene mar.,

y deleitándote en el agua de la lluvia,

bebiendo,

bebiendo,

¡Cómo te agrandas!:

¡gordo!

¡cara de gordo!

¡Asqueroso!

Y tienes encima la desfachatez

de hablar con la gente,

de aparecerte,

aparecido,

figurón,

cadenoso,

chirriante,

cara de Bélmez,

para pedirles por favor

que me salgan a buscar

cuando me olvido del paraguas

en los bares, en el trabajo

y en el centro cultural

donde voy a clase de aerobic.

¡Desgraciado!





Francis Bacon







Atente a las consecuencias,

adimensional criatura,

deja de hacerte el parapsicólogo,

deja de proyectarte sobre mi paraguas,

ésta es la última vez que te lo digo,

¡Desaparece ya

maldito seas

una vez más!





Lee-Anne Raymond





Si no desapareces

tendré que cumplir mis amenazas,

y te haré un conjuro

y te disolverás en témperas

de lágrimas y

quién sabe qué será de ti entonces,

o te adherirás a una amapola

que ve pasar algún entierro,

y ¿cuál sería tu esencia? ¡Oh!





Lee-Anne Raymond






Está bien,

entendámonos,

negociemos.

Haz el favor de no estar mañana cuando

coja el paraguas por la mañana,

¿es que hay algo pendiente

entre tú y yo?

Deja de encadenarme,

eres tú el fantasmón,

Canterville de las narices,

¡Fuera!

Mira

que no es un farol,

te haré un conjuro,

te lo juro;

sí, claro que seré capaz.

Ah, ¿sabes qué? tengo una amiga

¿te has enterado?

Una hechicera.

¿Y sabes que más, cataplasma?

Que estamos

bajo el influjo astral,

para que te enteres,

Que en este momento,

¿te enteras, triste?




Paul Roberts





Júpiter y Venus se están amando

en la

Casa de Piscis.

¡Ja! ¿Y ahora qué?

Se lo diré,

te lo juro,

se lo diré a CLST.

Deja de crecer y no invadas los paragüeros,

egocéntrico absurdo,

invasor de paragüeros,

Cara de Bélmez.





Robert Delaunay






Desaparece

o….






CHERYLENE - DYER





tendré que comprar

otro paraguas,

y me acordaré de la chinita

que me vendió éste un día

en la Plaza Mayor,

y de que me costó 3 euros

y de la caja de caramelos de mora

que me compré después

y de tu cara al verme

y de tu abrigo de ese día

y de cómo te alegraste

al verme llegar con el paraguas

y de…

Ahora comprendes por qué te lo pido,

Sabes que me lo debes:

¡Desaparece!

¡Dilúyete!

Vete rodando,

Como si yo no hubiera comprado

el paraguas ese día

y como si tú no me hubieras esperado,

como si no me hubieras sonreído

y me hubieras sacudido

el agua del pelo,

asustado,

y hubieras temblado

y yo me hubiera estremecido

y yo hubiera leído

las líneas de tu mano…





CHERYLENE - DYER






Y ambos nos hubiéramos

convertido en esa lluvia,

que ahora

está cayendo.




Sas Christian




36 comentarios:

salvadorpliego dijo...

Ufffffffff... Qué maravilla de versos y de imágenes. Me dejaste boquiabierto.
Bravísimo!!!!!

Un fuerte abrazo.

CLsT dijo...

:-O jajajaja Eleeena, has hecho un transfer de la cara de tu amante sobre tu paraguas? jajajajajajaja joooder, me parto, eres una genia!!

Se me han caido los 275 tubos pour cigarretes king size de la marca Energy mientras leia tu poema. Ahi estan en el suelo, desparramados, junto a mi mandibula (que despues de recogerla del suelo tras la sorpresa de tu estrafalario poema, ha vuelto a caer por los carcajones). Buenisimo!! Gracias por incluirme querida mia!

Se hara el silencio? :S

... es guapo el gacho no? XD

Besazos lalali lululeros *******

Cartas en la noche dijo...

Asombroso poema. Delirante. Divertido. Sin pretensiones. Perfecto. Ni siquiera por tus constantes apariciones en Mágico Arte me hubiera imaginado un poema así, escrito desde una experiencia absolutamente amorosa. Un poema de final inesperado, que nos lleva a caminar como seres mínimos sobre la piel brillante de una serpiente de tal modo que, cuando nos damos cuenta, estás dentro de su boca y ya no sabes salir.

Una joya...

Mariluz Arregui dijo...

Bueno bueno bueno bueno....:)))pero qué genial...!!

qué buen rato me has hecho pasar...gracias!

Y el final, antológico ! jajaj

Un besazo

Marina dijo...

Vengo por segunda vez en el día de hoy, ya de ayer, a dejarte unas palabras que te den, siquiera una idea, de lo mucho que me ha gustado tu poema. No sé si los circuitos ahora estarán dispuestos. No me quiero enredar sólo decirte que aciertas con palabras, modos y maneras.
Besos...si es que esta vez te llegan...veremos.

Lozzano dijo...

Una maravilla este poema de la cara pertinaz. Prodigio de imaginación la tuya. Escrito en un lenguaje cotidiano y a su vez surrealista, y sobre todo ...¡tan divertido!.
Gracias por compartir tu talento.
Besazos.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

!Cuantas imagenes bajo la lluvia! Sugerencias a raudales bajo la lluvia, y la cara de Bélmez impasible, convertida en un sueño de Bacon, en fantasma en capitán en...!vete, te maldigo y te envio a la hechicera...! Invocas incluso a la divina pareja, en su casa de Piscis, amándose. ¿temes amar como ella y él? pero a un dibujo irreal, ¿a un sueño?
Sublime paseo bajo la lluvia, entre lo onirico y mojarme palabra por palabra, cotidíano lenguaje y a la vez evocador de asuntos, de mundos.
Pregunto; ¿por qué de entre todos los paraguas de la morita, a ese escogiste, para Perderte? No mientas, debió de gustarte entonces, repito; ¿a qué temes? es un objeto, únicamente varillas y tela pintada ¿o no?

Acompañas imagenes de lluvia e inquietantes las otras, para ilustrar una de tus bellísimas y, esta vez, divertida, poesía. Felicitaciones creadora de sueños y de letras. Un besito y un !ave! quintíl.

Mayte dijo...

Jajaja Que guerrera eres!! Me encanta como hilas ideas, pasiones, sentimientos y los desbocas irreediablemente en palabras llenas de verdad y belleza.

Un abrazote niña y que la semana sea para ti, muy, muy especial.

rlfox dijo...

“Hay recuerdos desleibles, pero otros, son como el cola cao, te los bebes a tropezones y lo peor es que dejan la taza asquerosa, claro que donde este un buen estropajo con jabón…” TJW Tronken
Salu2

Pd: Sus versos han divertido mi domingo.

TriniReina dijo...

Me temo que, o tiras el paraguas o serán temibles los días de lluvia y ahora, en este febrero que no cesa de llover...

Genial

Besos

GUILLERMINA dijo...

No se como definir esta manera de escribir tuya, mezclas todos los estilos desde el realismo al subrealismo, pero toda ella comprensible. Genial la autora, genial la poesia y genial la presentación. Un abrazo colosal de Guillermina

Silvina Duprat dijo...

Ja ja ja!!! qué genial, Elena, me encantó, muy pero muy bueno realmente. Un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

ya decía yo que no me gustaban los paraguas...

RITMO RANCIO dijo...

Bueno Elena, para reflexionar sin duda estos versos conmovedores y también liberadores, exorcitando fantasmas que tanta falta hace...,
en estos días de tormentas atormentadas.

Un besazo musical

Juan Antonio dijo...

Yo que él me diluiría en témperas. Pero tardaría un tiempo para saborear las felicísimas inclemencias de tus versos.

Besazos.

I. Nikolayevich dijo...

llevas un ritmo frenético,

¡Me gusta!

Ar Lor dijo...

Amenazas, pactos, ruegos. Un delicioso poema que mezcla mundos distantes entre sí (Bélmez/Juan de la Encina y otros de la hermeneútica propia del poeta y del
personaje poético). También de una manera desenfadada, se nos cuentan las fases de un duelo amoroso, pero que son iguales a la del resto de los duelos, con su:
La negación, la ira, el pacto, la depresión y la aceptación.
La amenidad, la frescura y la naturalidad (lograda poéticamente) de la que gime e implora, hace que nos pongamos de su parte, sea quién sea, o como sea el otro, no nos importa, lo ha borrado con su discurso. Si hay que consolar a alguien, es a la que clama.
Sus palabras que brotan juntas del corazón y del entendimiento, tienen registros originales muy efectivos.
Muy bien, Elena.
Besos

Loli Martinez dijo...

No he parado de reir y al mismo tiempo me quedaba con cierto embobamiento ante tan maravillosas imágenes .
Solo tú eres capaz de despertar tantas emociones .....¡¡ genial !!.
Un beso querida amiga y saludos al fantasma aunque no creo que se atreva a compartir paraguas contigo.

helena dijo...

Querida elena
Llevas un fantasma pegado a la piel de tu paraguas, y ni cerrándolo desaparece, ni siquiera olvidando el paraguas en algún sitio, pues puede que se haya convertido en una prolongación de tu mano. ¿dónde llevas los recuerdos?
Maravilloso este escrito, Te elevas.
Mil besos.

Isabel Romana dijo...

Genial, elena. Me encanta este tono ligero que le has dado, esa apelación directa a que se vaya uno de esos fantasmas que nos pueblan y ¡maldición!, a veces duran tantos años... Mi admiración por tí no cesa de crecer, eres increíble. Besos.

calamanda dijo...

Pero,...¿Qué haría yo sin él...sin
los dos?...

Te felicito, me parece genial y
divertido.

Un beso.

Mayte dijo...

Bikiños de inicio de semana...o media semana bonita ;)

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Elena, Elena Clásica, Φίλη Ἑλένη, Querida Elena, Elena Pascual,

Ahora sí que es verdad que no tengo palabras para definir adecuadamente tu último poema:

¡Desaparece fantasma!

Me muevo entre las resonancias Clásicas, que las tiene, y son muchas, y el sentido del humor y la ironía, con esa capacidad tuya de convertir en hecho trascendente y trascendental algo que, de por sí, no debería tener la menor importancia.

¡Qué agobio con ese fantasma que se te ha pegado al paraguas! Y, ¿a quién se le ocurre comprar un paraguas a unos chinos? Si lo que quieres es calidad, tendrías que haber comprado uno que te hubiese costado, por lo menos, diez veces más.

En efecto, corres ahora el riesgo de ponerte a comer jamón chino, en lugar del jamón ibérico, que es el que está realmente sabroso.

La primera obra en la que he pensado, porque tú me lo has traído a la memoria, es La Metamorfosis o Asno de Oro de Apuleyo: allí aparecen buenas brujas, dignas de ese nombre, capaces de recomponer a un vivo con los despojos de un muerto, y de hacer cosas prodigiosas, todas al estilo del fantasma ese que se te ha pegado al paraguas.

Tenemos también a Ovidio quien, en su In Ibin [Contra Ibis], hace un alarde de maldiciones de toda clase contra un indeseable, contra alguien que sólo merecía que le pegase ese fantasma tuyo a la propia cara, haciéndolo desaparecer de tu paraguas

Y me ha hecho pensar tu poema, sobre todo, en Horacio, nuestro Horacio, el de siempre. La Sátira VIII del libro primero está dedicada a una tal Canidia, también presente en Los Épodos III y V, con el nombre de Sagana. Es una bruja auténtica, más auténtica, si cabe, y más peligrosa que todas las demás. No tiene desperdicio. No obstante, creo que tu bruja nada tiene que enviar a las de Apuleyo ni de Horacio.

Me cae hasta simpático ese fantasma, a pesar de todos los improperios que le lanzas, con tan buen sentido del humor, y el excelente dominio de La Lengua.

Exhibes Cultura Clásica por todas partes: no faltan Júpiter y Venus juntos. Y ¿qué podían hacer ambos juntos? Es que no falta nada en tu precioso y jocoso poema: suitilmente nos remites a las leyendas de fenómenos paranormales que se cuentan en Bélmez de la Moraleda, en la provincia de Jaén.

Y luego vienen esas imágenes tan bien seleccionadas, tan insinuantes, tan especiales, que son como fantasmas simpáticos que adornan tu poema.

El tono general del poema es de la más fina hilaridad, del humor más desenfado, y de la gracia imperante en el conjunto.

Un poema de una hechura a la que no nos tenías acostumbrados, pero que ha hecho que conozcamos una nueva y sugerente faceta tuya. Es que en ti, querida Elena, hay riqueza de todo. Eres inabarcable. Impresionas. Te rejuveneces cada día más.

Termino este comentario, remitiéndote, por si lo deseas, a la mencionada Sátira de Horacio y la bruja Conidia, porque quiero que todo el mundo sepa que tú te alimentas de los Clásicos, y, entre éstos, siempre escoges a los mejores.

Un gran beso y toda mi admiración, querida Elena,

Antonio

REBELDE dijo...

Fortes imagens e palavras!Beijos!

Dilman dijo...

El drama y la comedia avanzan por la senda de la poesía urbana no en pos de un amor pero sí detrás de un conjuro simbolizado en el paraguas que apenas protege contra la obsesión que cae a cántaros y no sólo en la calle, pues esta alcanza hasta los mismos astros, todo lo contamina, espíritu y objetos, paisaje y corazón. Pero al mejor estilo Pop la solución es sencilla: cambio de paraguas, y compleja también, al cambiar de paraguas hay cambio de universos: difícil solución.
Un abrazo Artista!!!

ángel dijo...

Encantadora estética, la de tu espacio de imágenes y poesía que descubro ahora. La pieza que escucho es también muy bella. Gracias por ello.



Saludos...

Gritarle al viento dijo...

Me gusto mucho como combinas las imagenes con los versos y hablando de ellos que belleza literaria.

Fantasmas
que se aparecen sin avisar.
gritamos, pero ya no nos escuchan.
su cuerpo etereo es invulnerable
se regocijan a carcajadas.
llevandonos a desesperar.
quebrar en llanto
para que muy perversos.
calmar su sed

Te sigo, te leo

un besote

carmensabes dijo...

Hilarante texto lleno de puntos de inflexión tanto en el amor doloroso como en la venganza terrible hacia el ser amado, que no cumple las expectativas deseadas. Pocos lo hacen ....jajaja
Y luego, se nos queda pegado el ladino, en paraguas y hasta al abrir el frigórifico. Mejor sería el congelador, sería un buen sitio, piénsalo mujer.

Me ha encantado, ya lo sabes querida.

-

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Elena Clásica, Φίλη Ἑλένη, Elena Pascual, Querida Elena,

Te dejo aquí, para mayor comodidad tuya, el comentario que te he dejado en mi espacio:

Tu amplio y bien documentado comentario es un discurso soberbio sobre las Esencias de lo que tenemos más próximo, el uso de La Lengua. Es verdad que las palabras conforman nuestra concepción del mundo, las palabras recrean, o crean, la Realidad, como muy bien apuntas citando a Coseriu.

Aludes a un Gigante, a Humboldt: qué verdad es lo que expresas tú y pones en boca de él: que, si nos aplicásemos al uso correcto del Lenguaje, si nos pusiéramos de acuerdo en lo que estamos discutiendo, más de una vez, no entraríamos en discusión, porque en realidad estamos hablando de cosas diferentes.

Me encanta la distinción tan sutil que haces entre ἅνθρωπος (ser humano) y ἁνήρ-ἁνδρός (varón). Si la gente hiciese estas distinciones, seguramente que nos evitaríamos muchas discusiones, y se hablaría con más propiedad.

Totalmente de acuerdo contigo en esa exaltación que haces de la Etimología: las palabras tienen su historia y su pasado, como lo tenemos nosotros, porque somos lo que somos, en buena parte, porque fuimos lo que fuimos. A este respecto te sugiero que leas, cuando lo publique, el comentario que haré a tu consanguínea Carmensabes, Carmen Pascual, que plantea el problema de la relación existente entre cónyuge, y yugo, y la idea de sometimiento que, al parecer, reflejan esas palabras. Te anticipo, y le anticipo, que no es lo que parece, por lo menos en un plano diacrónico.

Expresas la evidencia de que las nuevas Realidades deben ser nombradas con nuevos nombres: también aquí has dado en la diana, y tu línea de argumentación sigue la misma línea que la mía, lo que es un orgullo para mí, porque tus conocimientos son enormes y bien sólidos en todo lo que tratas.

Tú y yo, y los demás también, sabemos a qué nos estamos refiriendo: y es verdad que hay mucha intolerancia por parte de un sector de la Sociedad, que se quiere apropiar de lo que no les corresponde, que se quiere apropiar de unos términos que no les corresponden.

Tú, querida Elena, te manejas siempre entre los grandes: citas a Saussure, a Coseriu, a Humboldt. Por eso eres tan grande, porque siempre te codeas con los Grandes, y lo haces, a mi entender, de frente, de tú a tú. Eres, si me lo permites, como una mujer Renacentista: tus conocimientos no se limitan a una parcela determinada, tú lo abarcas todo.

¡Ojalá sirva este encomio que haces de la Lingüística para que más de uno, y más de una, considere que estas Ciencias también pueden ser interesantes, y también útiles, pero que muy útiles!

Siempre es un enorme placer leerte a ti, amiga Elena, en mi espacio, en el tuyo, y en de otros, que son muchos, porque también me deleito altamente, cuando, vistando otros espacios cibernéticos, me encuentro con tus comentarios. Siempre estás en tu lugar, y lo haces con la mayor precisión y elegancia.

Quiero terminar esta reflexión sobre lo que tú has escrito diciéndote que no me creo merecedor de las cualidades que me atribuyes, pero, bueno, tampoco es cuestión de rechazar nada que venga de ti, y, por supuesto, también me veo en la obligación de reconocer que lo que hago, lo hago lo mejor que puedo y sé, y siempre con la voluntad de ser útil y no demasiado aburrido para quienes tengan la cortesía de leerme.

En definitiva, sigo a otro Gigante, bien conocido y valorado por ti:

Aut prodesse uolunt aut delectare poetae
aut simul et iucunda et idonea dicere uitae.
(Horacio, Ars poetica, 333-4)

Los poetas desean o ser útiles o deleitar,
o decir cosas agradables y también, al mismo tiempo, apropiadas para la vida.

Junto a un beso de amistad y admiración, te dejo aquí todo mi cariño, por la voluntad y Sabiduría que dejas reflejadas en los comentarios que haces en éste, mi espacio.

Antonio

Pau dijo...

Jajajaja, me gusta tu poesía-lucha con la cara del paraguas!

Nazareth dijo...

Me preguntaba a qué otro fantasmas estarías intentando combatir, y me encuentro conque andas todavía atascada con el del paraguas...Toma un poco de vino y dale al queso...
Todos te esperamos...

Tempus fugit dijo...

¡Bello! la conjugación de poemas junto a las imagénes es un regalo, gracias.
Besos

Anónimo dijo...

Tu fantasma es más tozudo que mi teniente. Un ¡hola! tras un cristal labrado Guillermina

Daniel Dragomirescu dijo...

A very nice and very-very interesting blog, dear Elena "Clasica"! Congratulations!
Daniel D. Peaceman, writer and editor

jordim dijo...

buen texto sí señora.

Adolfo González dijo...

Ahí, ahí: mano dura.