lunes, 28 de febrero de 2011

NO HOMBRE, NO HOMBRE

Marcelo Zampetti




Fue en un verano
perverso
en la casa
de un chamán
en Chile.
Ni tigre
ni leopardo
ni jaguar
¡chamán!

Akira y Larry Blount


Con extraños bebedizos
me bendijo,
y con un puro de mieles
me adormece:
Siéntelo piedra, ¡no estabas!
si será negro escorpión, ¡no estabas!
siéntelo estrella en la selva
¡no estabas!

Julia Gulova

El ritmo,
la cadencia
de la noche
no perdonan
tu codicia
¡ni el chamán!
Busca a un cura del madero
a ver qué dice
quizás sea cuestión
de poner la otra mejilla,
que ni la sangre te quiere
no,
que no te quiere,
que no
que no
no pena,
no pena,
no quiere
la pena,

Max Szoc

no hormiga
no luz
no rayo
no cuello
no vibra vibra vibra
no muerte
no tez cuerpo
no águila
no sino
no vida
estoque no mano
no rostro
no meta
no vida.
Carl Dobsky

No rosa no pincho
no guepardo que araña
a su esposa y la besa
no mantis religiosa
no devora
no cabra que arremete
no vibración
no ceniza no crepúsculo
no semilla
desgrana grana grana

Max Szoc

no perpetúa,
no desgarro
no hombre
no promesa de Rusia
no David Linch
no juramento
no Sean Penn
no pétalo roto en el viento
no carne comestible
no hombre,
no hombre,
Max Szoc

Me lo dijo el chamán.

16 comentarios:

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Bienvenido sea, Querida Elena, este nuevo poema tuyo, que recibirá su correspondiente comentario una vez que lo haya meditado lo suficiente, lo que tú te mereces.

Aprovecho este momento para enviarte mi Felicitación y un fuerte abrazo,

Antonio

Isabel Romana dijo...

¡Qué negación tan completa! Ay, me asusta ese chamán, que quizá domina la verdad. Un abrazo admirado, querida amiga.

TriniReina dijo...

Ëste chamán la quería sólo para él, en exclusividad. Tanta negación no ha de ser sana, a veces hemos de asentir,comprendiendo...

Maravilloso

Abrazos

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amiga del alma, Elena Pascual, Elena Clásica, Φίλη Ἑλένη, Querida Elena,

Como siempre, me quedo sin palabras y con el pensamiento en ebullición al leer tu poema, el último, NO HOMBRE, NO HOMBRE.

Seguro que hay muchos detalles que se me escapan, pero me atrevo a aplicarle el calificativo de Clásico, que, al decir de Ítalo Calvino, es aquel que se puede leer varias veces, y siempre se encuentra algo nuevo, de forma que, cada vez que se lee, lee uno un poema nuevo.

Preciosas y bien seleccionadas imágenes, pinturas de seres femeninos, con apariencia de mujer, mujeres en diferentes insinuaciones, como si quisieras, con estas pinturas, hacer una exposición de lo incomprensible que, en general, suele resultar la mujer para quienes no son ella misma. En eso radica buena parte de su belleza y encanto: en que es inabarcable.

Aquí lo femenino se hace Universal, al estilo de Hegel, para quien Lo Real se hace Racional y lo Racional se hace Real.

Luego, o antes, o intercalado, este texto que es en su misma negación e incomprensión; la manifestación de lo inabarcable, porque todo Profeta, Vate, Adivino, o Pitonisa, también el Chamán, ya de por sí es incomprensible. Las palabras, puestas casi en fila vertical, con sus continuas repeticiones, adoptan una fórmula muy antigua de Religiosidad, en la que el miedo a lo desconocido, al devenir, se convierte en Realidad presente.

Y es que no se puede, quizá ni se deba, entender lo que dice un personaje de éstos.

Eso mismo pasa con tu poema, Querida Elena, que, tras una aparente negación de lo que no puede ser, ni es, quizá se oculte la afirmación de que pretendemos agarrar lo inaccesible, lo desconocido. En fin, que me quedo con las ganas de saber lo que se esconde en esas palabras enigmáticas, como si de un Oráculo Griego se tratase, aquí y ahora, en forma de Chamán, que se hace presente en lejanas tierras, nada menos que en Chile.

Te felicito por ese nuevo poema y me quedo con la Esperanza de que, en una posterior lectura, sabré encontrar cosas y detalles que se ma han escapado.

Te envío un fuerte abrazo, Querida Elena.

Antonio

Pedro Ojeda Escudero dijo...

No puede haber término medio. Un chamán o es verdadero o es un impostor...
Besos.

Mayte dijo...

Creas belleza allá dónde vayas, con un chamán o sin él...lo tuyo es arte puro Elena.

Te abrazo mucho.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amiga Elena,

Me he tomado la libertad de hacer una referencia a tu poema en la Cabecera de mi blog, con una imagen de Carl Dobsky, que es infinitamente sugerente, y que me inspira muchos pensamientos e ideas. Te sugiero que le des un vistazo. No es para hacerte propaganda, que tú no la necesitas, sino porque me sugiere muchas cosas..., y me encanta.

Te envío un gran abrazo,

Antonio

moderato_Dos_josef dijo...

Cuidado con esos chamanes. yo conocí a uno en el Amazonas me inspiraba pánico pero enseguida supe que era buena persona (por suerte).
besos.

helena dijo...

Que si ni la sangre te quiere, no hay chamán, ni médico, ni dios, ni olvido, ni la misma muerte para aferrarse a ella.
Mi querida elena, cómo escribes... siempre me sorprendes. Me gusta leerte, y releerte, y sumergirme en las aguas de tus versos, pues siempre me llevo algo para mi. Un fuerte abrazo

Thumb dijo...

NO!!! No puedo, sino caer rendído ante tu talento.

Siempre sorprendes, nunca dejas indeferente, que mas se puede pedir, pues eso...

Un fuerte abrazo y un besito,
querida Elena.

PACO HIDALGO dijo...

Los chamanes suelen ser posesivos. Magnífico poema de la negación, pero la negación más absoluta: no David Lynch, no Sam Penn... Me ha encantado la pintura de Max Szoc, que no conocía, es sólo figuras suspendidas, y también la de Carl Dobsky. Excelente mes de marzo te deseo, amigo Elena. Besos.

Aristos Veyrud dijo...

Como recomiendan comentaristas anteriores no todos los chamanes son chamanes.
La poeta ELENA CLASICA nos regala un auténtico ejercicio de indagación poética hacia los cimientos de la existencia y hacia las esencias del ser.
Desconectar nuestro procesador multimedia, el cerebro, en su parte lógica desde el mecanismo binario del no y del sí abandonando la dimensión ilusión de lo que ES y estar de repente en un universo donde el conocimiento no es una herramienta de ayuda para existir, es lo fascinante del principio en este viaje.
El chamán es meramente un pretexto, un portero que abre la puerta a la valiente poeta que abandona por un momento uno de los tantos mundos para ver otros, no con los ojos, no con la cabeza que flota aparte del cuerpo como en una de las pinturas expuestas, sino con el mismo ojo universal que nos mira cuando en sueños nos vemos, es nuestro ojo pero al mismo tiempo es otro porque está fuera de nuestra corporeidad, como si nos viéramos en tiempo real en una película cuyo guión lo escribe un otro que no vemos pero que intuimos que está ahí o también aquí en nosotros.
Llegar a un terreno infinito de nadie, donde todo está permitido, superando el sí pero a la vez el no, estando por encima de ese proceso de validación que podemos hacer consciente cuando basta pedir que nadie piense en un elefante blanco para que todos los que hayan oído la orden tengan un elefante blanco en su imaginación.
Llegar allí donde la poeta llega es llegar a la fuente del ser, del ser conocido, del que se nos ha dado a conocer y obligado a obedecer, pero también es llegar a las fuentes de su propio ser, es decir a tener las llaves de la libertad, de la individualidad y de la universalidad, es llegar a esos poderes extraordinarios donde el poeta se torna divino pues ya todo es posible en el disfrute de la creatividad, en el disfrute de liberar todas las capacidades de goce, y de plastificación del devenir vital.
Dejo de lado el comentario sobre la técnica de la composición donde veo que la poeta alcanza elementos que calzan a la perfección a su manera y talla tan particular de expresarse.
Ahora la poeta está a la puerta de la sabiduría, frente a la inocencia de grandes enigmas y festivos misterios, soy todo oídos.
Mi entusiasta abrazo de celebración ELENA CLASICA!!!

PD: La poesía: el arma más poderosa...

Marina dijo...

Si lo dice un chamán será un NO, pero mejor que la chamán habrá que escuchar el latido del corazón.
Besos

Medea dijo...

Llego aquí Elena desde el blog de tu amiga Natalí. De momento no voy a comentarte este poema que me parece de palabras salpicadas de roció en tu mente de poeta, clásica...y fresca, pero comentarte este poema seria dármelas de lo que no soy, entendida en este arte de la poesía para el cual se debe tener un don especial tanto para escribirla como para interpretarla. De momento te sigo, te leo y te leeré, en ocasiones comprenderé lo que tus palabras nos muestran, en otras no y cuando me sienta capacitada para ello comentaré tus poemas, de momento me deleitaré leyendo y aprendiendo a interpretar lo que con bellas palabras transmites, de momento solo te dejo eso, un beso.
P.D.Las palabras de Natalí (a quien admiro) sobre ti, han impulsado en mi la necesidad de conocerte.

Carmen Andújar dijo...

Preciosa poesía y bellas pinturas que la acompañan.
Me ha encantado entrar en tu blog
Un saludo

Old Nick dijo...

Si Buscas Luz y Senda,
no hay que Ir Lejos...
No a Cumbres Nevadas
de Inviernos Australes.
Ni Buscar quien Te Guíe
porque el Tuerto,
Lazarillea Mal a Todo Ciego,
al que se lleva al Huerto...

Si Buscas Sol y Senda
Torna a los Viejos
Bosques de tu Infancia Alada
en que Feliz Volabas
sobre Yermos de Futuros Inciertos...
Canta si es que aún Recuerdas
la Musica Divina
en la Que Vibras...
Si lo Haces,Elena,
Volverás a Ser TÚ,
Allí donde Quedaron
Tantos Sueños Baldíos.

Nada y Nada de Nada,
Todo y Total ACEPTO.
¿Qué Te Importan los Credos
si TU ERES?
¿Qué Te importan, los Sueños
de Hombres o de Mujeres,
Cuando Diriges Tu Destino?
Nada y Todo a la Vez
En Paradojas Cabe...
El Secreto Te Doy
Pues No Hay PRECIO
NI LLAVE...

¡Feliz Vida!
(Compuesto Aquí. De POeta a POetisa. Con Afecto).

Saludos
y
¡¡RIAU RIAU!!