domingo, 16 de mayo de 2010

VAGARÁS HECHO CENIZAS POR EL MUNDO


Alberto Vázquez


Fui poetisa
del mar,
del cielo,
volaba
con mis alas
de viento,
¿por qué
me las
arrancaste?
¡Cruel!
Tuvo que ser
por la espalda,
convendrás
por una vez conmigo
que no dice bien de ti,
no.


Roberto Ferri

Fui poetisa
de la tierra,
sentí su vida
y le hablaba
de dolores,
sí,
de dolores…

Camilla Brodersen


Los tibetanos dicen que
nuestros pies se conectan
a la tierra,
y que de nuestro ombligo
sale un hilo invisible
azul y plateado
que nos lleva a viajar
desde la mente.


Noriko Ohashi



Malditos sean los yoguis,
los hindúes y tibetanos,
por sus puñeteras teorías.




Porque yo,
sí, ¡yo!
creyente espirita,
y tonta por vocación,
me puse a hacer
experimentos,
¿quién me mandará?
Pues, mira,
lo conseguí,
y me conecté
a la tierra
y hete aquí que
me viniste
a la cabeza,
hay que joderse,
entonces
estalló en mil pedazos
un volcán que vive
en Islandia,
¡Triste de mí!
¿qué haría?
¿Cómo frenar
la lava?
La lava
otra vez...

Oleg Korolev


Por cierto,
detesto a Björk
no es nada personal,
es que su música me
parece inármonica,
violenta,
y en ésas que
ya el suelo estaba de
"mírame y no me toques",
con semejantes disacordes,
cuando tú,
Lucífer analfabeto,
buscas
la rendija
de mi mente
que baja por la columna,
recorriendo los chakras,
llega al muladhara
y se deshace por los pies,


¡ahí!,
en ese momento,
estalló el volcán,
¿quién te mandará
colapsar los aeropuertos,
expandirte por el mundo
y ser de fuego
si nunca supiste arder?

Gail Potocki

Has perdido tu cuerpo,

volcán de nubes,
eres
miles,
millones de
nucleolos,
protones,
neutrones,
quarks,


Oleg Korolev

¿tú de Osiris?
vamos,
no me hagas reír,
y
¿quién será Isis divina?
¿quién levantará
tus templos?
¿quién te honrará
alguna noche?




Vagarás
hecho cenizas
por el mundo
Ay, amor...


...


29 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Quién sabe si todos los volcanes del mundo no deberían explotar a la vez...

Juan Antonio dijo...

Y serás polvo, polvo enamorado tal vez. Nunca me dejas indiferente.

Besos, Elena.

Esmeralda Martí dijo...

Mucho fuego, mucha pasión, brasas, imágenes que arden expandidas por la boca del volcán.
Te conozco a través del blog de Sole.
Un placer leerte
Abrazos (una salmantina residente en Asturias)

Isabel Romana dijo...

Ay, amiga, hacer estallar un volcán en Islandia es, casi, la conmoción más leve que has provocado con tu poesía. Tu no lanzas ceniza, sino lava ardiente, arrolladora, que aplasta y se lleva por delante toda vulgaridad, todas las cosas fáciles y nimias, las que no valen la pena, y dejas al descubierto el alma desnuda de la tierra. No sé si de tu ombligo nace un hilo azul de seda, pero de tu corazón seguro que sí.
Un abrazo muy fuerte.

TriniReina dijo...

Sinceramente, si hay un ser tal como describen estos versos, sólo merece ese in-final. Vagar eternamente hecho cenizas.

Brutal el poema y magnifico.

Besos

El otro dijo...

Catástrofes, energias, divinidades,desde lo absoluto hasta lo casi nada de las cenizas, muestras sentimientos confrontados avivados con una fuerza poética magistralmente plasmada.
Me ha gustado tu poema y las imagenes que has elegido para acompañarlo.

RITMO RANCIO dijo...

Querida Elena, nos ha encantado tu poema "volcánico".

Qué gran placer se experimenta al explotar y sacudir de cenizas, lavas y otras "enjundias" al Lucifer analfabeto del mundo.

Toda una catársis tan necesaria de protones y electrones.

Decididamente, tu poesía, es un grito de tierra, cielo y mar, toda una cosmovisión para sentir, para soñar, para vivir...

Un gran abrazo musical

Mayte dijo...

Carne, entrañas, vida, locura pasión Elena, lo destrozas todo, mis sentimientos, las ganas, el pasado. Eres violentamente apasionada y me estremeces como volcán, como mujer.

Desgajas con tu poesía, recovecos que solo se miran cuando el alma ha viajado a la muerted y vuelve para cantar a la vida.

No sé Nena...Poeta, se te queda corto y no es el cariño el que habla ;)

Biko grande.

E Bosch dijo...

Curiosa tu reflexión sobre Bjork.
Yo no he llegado a detestarla, pero me provoca sentimientos contradictorios y sensaciones encontradas que me incomodan.

Un abrazo.

Nusa dijo...

Me encanta cómo escribes. Gracias :)

Pau dijo...

Otra tanda de amigas y amigos para tu blog.....muy dramáticos, como siempre... ¿dónde los encuentras????
Un beso Elena!!

Lozzano dijo...

Me pregunto quien será el protagonista de tus afilados versos, de tus terribles sentencias, y culpable de tantos males.
Como siempre tus grandiosas metáforas, con tu lenguaje tan cotidiano y directo me cautivan.
Besazos.

helena dijo...

Porque eres poeta de la tierra y del cielo nacen de tu corazón estos versos que se funden como la lava del volcán.
Tus reflexiones son únicas, elena, y me maravillas cada vez que te leo.
Me gustaron esos rojos de Liu Yuanshou.
Mil besos y mi admiración siempre.

Gustavo Figueroa V. dijo...

Elena:

Tú eres un volcán en Islandia, otro en los Andes, uno en Asia y todos en erupción; eres el centro de la misma tierra que se estremece y deja escapar hacia afuera sus entrañas hechas pasión; es como un grito ardiente que necesita de toda la humanidad para refundar el amor y con él al ser humano. De tu centro vital aflora la lava que más que lava es un verso pleno de flama, de rebeldía, de verdad y de reclamo. Desde el fondo ardiente de tu creación oceánica aflora la posibilidad de un mañana distinto, pletórico de aquéllo que, por bello, vale la pena conservarse, un hombre y una mujer nuevos y la posibilidad de la crítica y la autocrítica como un pan de vida.

Sensacional querida amiga!

PACO HIDALGO dijo...

A mi tampoco me gusta Björk. Y que mala suerte al tocar la tierra que explote ese volcán, ¿o que buena suerte?. Muy personal este poema. Saludos.

I.Nikolayevich dijo...

La música. Las pinturas. Las letras. Me hacen entrar en un estado de trance. Semifluido e hipnótico, como si fuese una insignificante ofrenda para la tierra.

Un saludo!


PD.Björk nunca me llegará.

Ar Lor dijo...

El lamento y la furia de los elementos: el agua, el fuego, el aire y la tierra y ello unido
a la "gracia" de que alguien te despedace, con humor. Amar a Gea y seguir el hilo del poeta.
Si fuese posible ver los "ricos mundos interiores" que expresa el poema, riqueza vedada a los
ojos normales, diría que es una "queja cósmica" que Gea atendió solícita, ante el "canto de
dulce encanto"
, de su amada poetisa.
10, Elena

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Elena, Elena Clásica,

He tenido que esperar unos días para comprobar si esas cenizas malditas por fin se desvanecían, y resultó que no, que los Elementos mandan sobre nosotros: ya no hay dioses ni diosas que sean omnipotentes, la fuerza de la Naturaleza desenfrenada se sobrepone a todo. Parece que estemos, ante este cósmico poema, otra vez enfrentados a los Elementos Originarios, a las Fuerzas Primigenias, a las Fuerzas anteriores a la Civilización y la Cultura. De nuevo tenemos que inflarnos de miedos y temores, del sobresalto que nos produce lo que no controlamos, ni siquiera podemos aplacar con ruegos y sacrificios. Es la superación de las religiones más primitivas, y, quizá por ello, más auténticas.

Son los Seres monstruosos que nos describe tan magistralmente Hesíodo en su Teogonía, los dioses previos a los Olímpicos: es que la Fuerza de la Naturaleza se resiste a todo control. Ni siquiera podemos ser sus súbditos: ante ella nos convertimos en nada, en la Nada, dejamos de existir, como le pasó a esa pobre poetisa, y a muchos más.


¿Tendremos que maldecir a la Naturaleza, o, al modo budista, identificarnos con ella? Quizá sea el momento de reconocer que el hombre es un Ser indefenso, un Ser sin autonomía, un puro juguete, no ya de los dioses, cuya simpatía podríamos atraernos de mil maneras, sino de unas Fuerzas desconocidas que se nos resiten y no nos tienen en cuenta.

Es el retorno a las Cosmogonías más primitivas, es la vuelta a los Orígenes más auténticos. Quizá, como entendían los Griegos más atrevidos, el Ser humano no pase de ser un juguete de los dioses, que ellos manejan para su distracción.

Todo esto me remite a los acordes iniciales de la Novena Sinfonía (de Beethoven, ¿de quién si no?), que el autor definía como una llamada al abismo.

Precioso y tremendo poema el tuyo, Querida Elena.

Antonio

Marina dijo...

Los volcanes del amor y del odio explotan juntos. Sus cenizas ya nadie podrá separarlas.
Un beso

GUILLERMINA dijo...

Cuanto más leo tu poesía, más me convence que el volcan eres tu, con mucha más fuerza que el de Islandia, mezclas amor y pasión con más vigor y control que las cenizas que vomita el volcan. Tu poesia es bella, llena de metáforas con estrofas cortas que la hace más facil de comprender.

Un beso muy fuerte y feliz semana

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Elena,

Dejo aquí, para tu mayor comodidad, el texto que he añadido a mi última entrada sobre El Latín Erótico, y que se explica por sí mismo.

Elena Clásica, que es pseudónimo deElena Pascual, es una mujer con unos conocimientos tan extensos, que sobrepasan todo lo que uno pueda imaginar: su rigor filológico no conoce límites, y, cuando se pone a escribir, nos ofrece siempre el resultado de una larga y atinada reflexión, es decir, que nos ofrece la flor y nata de lo mejor que hay en ella, que es mucho, y más que mucho.

Ha dejado, a propósito de lo que yo escribí, un comentario que puede circular por sí mismo. Ha convertido su comentario en una obra nueva, una obra de altos vuelos. Como no tengo ni la capacidad ni los conocimientos suficientes para comentar lo que ella ha escrito, aquí os dejo su comentario, tal cual, para que seáis vosotros quienes saboreéis de primera mano el producto de su exhaustiva y rigurosa reflexión.

Muchísimas gracias, Querida Elena, Φίλη, Ἑλένη, Querida Elena.

Antonio.
Mi queridísimo Antonio:

Desde el amor por la Filología, hay que reivindicar inmediatamente el neologismo "conejudo", pues la formación de esta palabra nos lleva a la certeza de un uso ingenioso y creativo de la Lengua. Bien lo has explicado, el léxico de una lengua refleja la manera de pensar de la sociedad a la que pertenece, y ciertamente encontramos más sexismo del que quisiéramos, tantas veces la palabra que atañe al sexo femenino es despectiva, negativa, insultante. Así que, desde el conocimiento etimológico y desde la justa reivindicación femenina, la palabra "conejudo" debe formar parte de nuestro léxico desde este momento.

Pues sí, querido Antonio, hemos disfrutado muchísimo de tu sentido del humor unido al estudio, ya lo dijo nuestro amigo Ar Lor, ésta es la mejor faceta del ser humano, el estudio y la enseñanza, y siguiendo la estela de Horacio el "enseñar deleitando".

Agradezco profundamente tu comentario sobre mí, inmerecido, pues lo que hago siempre es aprender del Maestro.

En esta entrada nos aportas una bibliografía excelente en un estudio sobre el léxico erótico y sus aspectos semánticos en la literatura, realizado por Enrique Montero Cartelle. He devorado esta obra con devoción y maravilla, pues está llena, con toda seguridad, de años de estudio y de un amor inmenso hacia los autores y obras mencionados. Requiere un estudio de esta altura muchos conocimientos, de muchos de los cuales yo carezco, por ello relεeré una y otra vez la obra, y sobre todo algunos fragmentos relativos a mis autores preferidos. Por ofrecérnosla y facilitárnosla miles de gracias, Maestro.

La obra es absolutamente maravillosa, me gustaría compartir en este foro de amantes del latín y de la literatura clásica, el uso vehemente siempre de Catulo en su léxico, y cuando a los genitales femeninos se refiere su utilización a modo de insulto. El doble sentido con que Plauto dota a muchas palabras, desde la referencia procaz a otra más casta. Y un comentario de Cicerón, que me parece fantástico: el uso de "nobiscum" en lugar de "cum nobis" que daría lugar a una asociación fonética con el término "cunnus".

Otra curiosidad ha sido la explicación sobre el término "cognoscere" y su uso bíblico, cristiano, su uso en los orígenes latinos, y también el uso que de la palabra hace el gran dramaturgo, Plauto.

En definitiva, una entrada llena de sapiencia y con la bibliografía selecta que le corresponde a los grandes como tú.

Gracias nuevamente y un beso gigante de tu admiradora Ἑλένη

calamanda dijo...

Estimada amiga,has estado
espléndida y arrolladora en estas
dos entradas últimas...y yo cuanto
más te leo más me gustas, es siempre un verdadero placer.
Me gusta mucho la obra de Liu Yuanshou.

Un abrazo.

JUAN ANTONIO dijo...

HA SIDO LA PRIMERA DE LAS EXPLOSIONES, Y NO LA MAS VIOLENTA, PONTE A SALVO ELENA.
UN BESO

Mayte dijo...

Ummmm, me parece que el limón le va a dar ese toque irresistible a tu platillo, para mi que me gusta lo ácido...estupendo!

;)

Dilman dijo...

En los últimos escritos la poeta nos presenta siempre el reproche del amante que se queda corto y no cumple las expectativas o las llena con violencia hacia la amada.
En este poema la feminidad de la mujer y de la tierra se hacen cómplices y se viven y se sienten mutuamente.
Con un estilo de verso particularmente postmodernista, contemporáneo y sin abandonar los matices pop, la autora nos desgarra con este sustancial reclamo de virilidad. Tierra y mujer gritan por ternura y respeto y denuncian indiferencia y agresión ciega.
La artista acompasa el corazón femenino al corazón de la tierra y enarbola un manifiesto de vida de todos, de la tierra y nuestro universo.
Mi abrazo Poeta!!!

Isabel Romana dijo...

Pasé de nuevo a verte, querida elena. Echo de menos que cuelgues alguno de esos poemas tuyos - como éste - que nos sacuden el alma. Un abrazo muy fuerte.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Elena, Ἑλένη, Querida Elena, Elena Clásica,

Como siempre tus comentarios no tienen desperdicio. Haces bien en anotar, en el texto que dedico al asesinato de Julio César, su faceta de escritor, dejando de lado un poco sus avatares políticos. Realmente Julio César es el escritor más purista y normativo que existe, aunque en aquella época no existiera la Normativa Lingüística. De hecho, todas las Gramáticas Latinas que hemos manejado los de mi generación son normativas, pero esa Normativa se ha hecho a partir de los textos de Julio César, dando por supuesto que era éste el que mejor escribió en Latín.

Es éste el motivo por el que la mayoría de gente que estudió Latín años atrás está acostumbrado a traducir textos de La Guerra de las Galias, cosa que tendría sentido para los Galos, pero no para nosotros, que estamos más cercanos de otros escritores de nuestro mismo origen, como pueden serlo Marcial o Séneca.

Te envío un abrazo gigante.

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Elena, Φίλη Ἑλένη, Querida Elena,

Te dejo aquí, en tu espacio, para mayor comodidad tuya, el comentario que te he dajado en el mío, a propósito de tus acertadas palabras sobre El Centón Nupcial de Ausoniop

Siempre que pones tu opinión en un texto de los que con la mejor intención escribo, el texto queda enriquecido y aclarado con tus oportunos comentarios, porque tú eres de las personas que se leen los textos y se adentran en ellos, percibiendo todas las circunstancias que lo enmarcan.

Ya lo sabes, pero insisto en ello: uno de los placeres más exquisitos de la vida es leer los comentarios que haces tú, cuando te enfrentas a un texto literario de calidad Y el Centón de Ausonio es un texto de calidad.

Si hay una cosa que tengo programada para mi próxima reencarnación es tener la edad apropiada para poder disfrutar de tus exposiciones en clase de Lengua.

Te envío un gran abrazo,

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Léase

Ausonio

en lugar de

Ausoniop